sábado, 23 de abril de 2011

¿Quién quiere dirigir al IDAAN?

Mientras que algunos lo ven como una maquinaria irreparable, otros lo visualizan como un mundo de oportunidades y es como ha pasado en todos los tiempos en que los malos siempre ganan y el resultado final lo encontramos con incapacidades, denuncias ciudadanas, corrupción, hasta los eventos que pasamos recientemente en la planta potabilizadora de Chilibre.

Supuestamente se dice que ya se superó y por lo tanto, es cosa del pasado.
Cuando vuelva a ocurrir quedará entre dicho las perspectivas de las administraciones actuales.

Conozco a un IDAAN formado por una Carta Magna donde los directores tenían que ser Ingenieros Sanitarios graduados en importantes universidades del mundo.

La Organización Mundial de la Salud becó a más de 20 ingenieros civiles, todos funcionarios que prestaban servicios dentro de esta institución, para que se especializaran en Sanitaria en la Universidad de San Carlos de Guatemala, muchos de ellos desempeñaron un papel importante después de la invasión americana con el Gobierno del Ex-Presidente Guillermo Endara, q.e.p.d. con el diseño de importantes plantas potabilizadoras en todo el país.
Hoy día este personal no está en la institución por diversas causas.

Las direcciones del IDAAN del presente milenio se han fomentado en aspectos administrativos con baja disponibilidad técnica, acompañado de escaso recurso operativo para capturar profesionales que puedan desarrollar una carrera administrativa con perspectiva. Los bajos salarios que no representan estímulo al desarrollo profesional, al igual, que el sentido político administrativo que limita las garantías de la carrera administrativa, entonces, lo que está pasando es que se ha viciado de personal que ven la institución como medio de sobrevivencia en lugar de la autorrealización profesional.

El IDAAN vive en eterna lucha para reducir la morosidad, la optimización se convirtió en leyenda, no existe mecanismo alguno para proteger nuestras cuencas hidrográficas de las cuales, dependen nuestras plantas potabilizadoras.

Si recordamos las advertencias del Dr. Stanley Heckandon del Instituto Smithsonian sobre la contaminación del Lago Alajuela en el 2004 y las proyecciones de perder, lo él llamó el “Champán Panameño”, la razón que no se hizo nada es un asunto de capacidades.

Por eso es que hoy tenemos que pagar ese precio con un agua con corn flake y no se sabe que más, porque puede ser que recibamos un agua con turbidez baja pero no sabemos que tiene por dentro.

Nuestro presidente tiene la gran dura tarea de escoger al nuevo director del IDAAN de una terna de tres para saber cuál es el mejor, que al final, encontraremos que se repetirá la misma historia.

 

Primo

Miguel Amat Bogle
Economista

Ced. 8-167-463  
Abril 23, 2011 

 

viernes, 22 de abril de 2011

Sitio Barriles: un museo al aire libre

Boris Gómez
ESPECIAL PARA LA PRENSA
nacionales@prensa.com

DAVID, Chiriquí. A cinco kilómetros de la comunidad de Volcán, llegando por la carretera a Caizán, se encuentra un sitio que revela a cielo abierto los secretos de una cultura que desapareció misteriosamente, pero que dejó muestras palpables de su presencia en el istmo.

Estos místicos habitantes vivieron en esa región del año 300 al 600 después de Cristo. A esa cultura se le denomina Sitio Barriles.

Fue descubierta en 1947 cuando Pedro Corella, junto a su esposa Elisa Serracín de Corella, encontraron una roca tallada en forma cilíndrica. Por su singular parecido con un barril, la denominaron con ese nombre.

En este jardín temático hay mapas grabados en piedra, artículos de orfebrería semi enterrados, un museo de huacas y hasta se puede observar el fenómeno de una corriente de agua que brota de la tierra e inicia su curso hacia la vertiente atlántica. Extraño. En Chiriquí todas las aguas desembocan en el Océano Pacífico.

El sitio se ha dado a conocer en internet por la Universidad Autónoma de Chiriquí y chitre.net promocionándolo como uno de los centros arquológicos más importantes de Panamá.

Los custodios

Edna de Landau, y su esposo José Luis son dueños de la finca de 60 hectáreas en que se han encontrado los restos arqueológicos. Ambos mantienen un convenio con el INAC como custodios de los objetos arqueológicos.

En 2001 un convenio en el que participó la UNACHI trajo a arqueólogos de la Universidad Libre de Berlín quienes hicieron algunas excavaciones en el sitio.

José Luis Landau señaló que esa investigación sirvió para señalar la posible causa de la desaparición de la cultura de Barriles: una crisis provocada por movimientos sísmicos los obligó a emigrar.

"Se ha descubierto que hay manifestaciones en la cultura maya e incaica que tienen similitud con los objetos de orfebrería que se han encontrado en Sitio Barriles por lo que creemos que no perecieron súbitamente sino que se mezclaron con otras razas", señaló Landau.

Otro dato curioso: la existencia de una piedra singular que fue grabada mediante una técnica que permite ver una ruta solo cuando la piedra se moja nos deja profundas interrogantes, explica el propietario.

LOS PUNTOS PRINCIPALES

  • UBICACIÓN: En la provincia de Chiriquí. A solo seis kilómetros de Volcán.
  • PIEZAS: Mapas grabados en piedra, artículos de orfebrería semienterrados y un museo de huacas.
  • CUSTODIOS: La familia Landau–Haux. Pactó un convenio con el INAC. Es dueña de la finca de 60 hectáreas en que se han encontrado los restos arqueológicos.

Tuve la ocasión de visitar este mágico paraje y la verdad es que además de servir como un escape a los problemas y a la vorágine de la vida moderna, también sirve para recordarnos que hubo otros tiempos, otras costumbres, otras civilizaciones y que lo que actualmente somos se debe en gran medida a todo lo sucedido en el pasado.
Muchas veces nos olvidamos de eso y como consecuencia, nos olvidamos indirectamente de nuestro futuro.

Yohel

 

Fotos(c)2011 Yohel Amat

 

 

domingo, 10 de abril de 2011

Boquete Conmemora Cien Años de Fundación

boquete47.jpg

Por: Modesto Rangel Miranda.

Los hechos históricos muestran que la verdadera fundación de Boquete no se inició en 1911. Sus primeros habitantes eran indígenas que vivían en esas regiones montañosas de Chiriquí. En estas tierras existía el dominio de grupos guerreros guaymíes con el apoyo del cacique Urraca con quien mantenía una amistad los caciques Barú y Dolega donde le hicieron fuertes batallas a los españoles. Estos hechos dieron a conocer la noticia de un lugar muy fresco y agradable cercano a las montañas tenebrosas del inmortal Volcán Barú. Pero ese afán de colonizar, conquistar no se dio hasta finales de la construcción del Ferrocarril en 1855 cuando estadounidenses, europeos escuchaban de la inmortal leyenda que en el Oeste de la República e Panamá existía un lugar cuyas brisas era deleitable.
boquete471.jpg
Vía Principal de la ciudad de Boquete, Parque José Domingo Médica
Sus habitantes eran de otros distritos colindantes, a los que se agregaron inmigrantes suizos, yugoslavos, suecos, alemanes y norteamericanos. Sus fincas, granjas y casas guardan reminiscencia de los estilos de arquitectura de esas regiones de Europa. Los colonizadores criollos procedían en su mayoría de Cochea, Potrerillos, Dos Ríos, Dolega , Caldera y Gualaca.

En 1907, Boquete se componía de unos cuantos caseríos, entre ellos: Alto Lino, Bajo Boquete, Quiel, Bajo de Monos, Los Naranjos, Jaramillo y Palos Bobos (actualmente Palmira), que formaban parte del Municipio de David. Debido a la difícil comunicación entre David y Boquete, los moradores pidieron a las autoridades la creación del distrito, la cual se concretó por medio de la Ley 20 del 17 de enero de 1911. Al presidente de Panamá en aquella época, Pablo Arosemena, le correspondió sancionar la importante ley. 

El distrito abarcaba el corregimiento de Caldera y El Francés.. La cabecera de la población se estableció en Lino, poblado que concentraba un mayor número de pobladores, una oficina de correos, una escuela pública y una iglesia .

EU critica el estado de los derechos humanos en Panamá

INFORME ANUAL

Betty Brannan Jaén
laprensadc@aol.com

WASHINGTON, D.C. –Corrupción, marginalización, fuerza excesiva, injusticia y ataques a la libertad de expresión son los temas en que el Gobierno de Estados Unidos endurece las críticas del gobierno de Ricardo Martinelli, en la última edición de su informe anual sobre derechos humanos en todo el planeta. El informe, emitido el viernes, repite muchas de las críticas de siempre –a las que ningún gobierno panameño post–dictadura ha hecho mucho caso–, pero también adopta un tono más negativo sobre algunos temas.

Sobre el manejo policial de protestas, por ejemplo, el informe afirma tajantemente que en 2010 hubo en Panamá “el uso excesivo de fuerza por la policía durante protestas”. Se toma nota de las protestas indígenas y de su marginalización.

Sobre las condiciones en las cárceles, tema de críticas constantes por parte de Washington, el informe de este año señala que Panamá va por mal camino. En septiembre de 2009 pasado había 10 mil 676 prisioneros en facilidades con capacidad máxima para aproximadamente 7 mil 150, mientras que en septiembre de 2010 había 12 mil 293, o sea, un aumento marcado. Las cárceles tienen mala ventilación, mala atención médica y custodios que carecen de adiestramiento apropiado. No se distingue entre detenidos en espera de juicio y los que ya han sido condenados; muchos detenidos pasan más tiempo aguardando su juicio de lo que sería la condena máxima por el delito acusado. En cuanto a los centros para juveniles, un diplomático observó “condiciones inhumanas” allí.

Poco se puede esperar, claro, de un sistema judicial “que es susceptible a corrupción e influencia externa y de la que hubo acusaciones de manipulación por otros ramos del Gobierno”.

En el tema de corrupción, el informe de este año es duro: “Hubo instancias en que funcionarios gubernamentales participaron con impunidad en prácticas corruptas. Corrupción siguió siendo un problema en el ramo ejecutivo, judicial y legislativo, así como en las fuerzas de seguridad, y los indicadores del Banco Mundial reflejaron esa evaluación... Corrupción entre los oficiales de policía siguió siendo un problema”.

La libertad de expresión en Panamá sufrió algunos golpes en 2010 y este informe toma nota de ello en bastante detalle. Según el informe, se alega que el mismo presidente Ricardo Martinelli, personalmente, ha llamado por teléfono a periodistas para quejarse de cobertura negativa. “Los periodistas aseveran que esas llamadas [incluyendo algunas por el secretario de Comunicación, Alfredo Prieto] .... resultaron en auto-censura frecuente”.

El informe describe las presiones o condenas en los casos de Jean Marcel Chery, La Prensa, Paco Gómez Nadal, Sabrina Bacal, Justino González, Guillermo Adames, Rafael Berrocal, y Carlos Núñez López.

Solo una buena noticia se desprende del informe estadounidense sobre derechos humanos de este año, y se trata de avances en la lucha contra el trabajo infantil. En 2008, según un estudio, había 90 mil trabajadores infantiles en el país y el año pasado se encontró que esa cifra se había reducido a 60 mil, o sea una reducción de 32%. Igualmente, en 2008 unos 4 mil 500 niños entre las edades de 5 y 17 años trabajaban en el país como sirvientes domésticos. En 2010, esa cifra se había reducido a mil 870. Este avance quizás sea atribuible a programas gubernamentales y una iniciativa de la primera dama, Marta Linares de Martinelli.

Por lo demás, el informe es tan deprimente como siempre. Pero en los 20 años que llevo de estar escribiendo sobre este informe anual, la reacción panameña siempre ha sido indiferencia total o acusar a Estados Unidos de hipocresía. Maravilloso sería que este año, como sociedad y gobierno, admitiéramos que si no nos gusta lo que leemos en este informe, lo que corresponde es que nos pongamos a trabajar hacia un Panamá más respetuoso de los derechos de sus ciudadanos. De nada sirve que nos levanten un espejo si no tenemos la valentía de mirarnos honestamente en él.

 

 

Durante este Gobierno ha habido un retroceso en esta materia.

Además, el famoso cambio pregonado no se ha dado sino al contrario, ya que en materia del alto costo de la vida no se ha hecho nada; los escándalos han aumentado; la percepción de corrupción en nuestras instituciones de justicia se ha acrecentado; los ataques en contra de la libertad de expresión se han incrementado en número y en intensidad.

En fin, lo que más decepciona es que un gobierno que llegó a ganar las elecciones utilizando la palabra "cambio" como su principal promesa ha quedado en puro "tilín tilín" y nada de paletas.

¡Pobre Panamá!

Yohel Amat

sábado, 9 de abril de 2011

Los verdaderos responsables de la pobreza rural



Este es el título de un capítulo del libro Basta de historias, del autor Andrés Oppenheimer, en el que nos explica cómo en Latinoamérica queremos atribuir la pobreza en el sector rural a múltiples factores, y no dedicamos suficiente tiempo y recursos a la educación. El miércoles 23 de marzo del presente se publicó en La Prensa el artículo “Oferta exportable y pobreza”, el cual en esencia culpa al agricultor de la pobreza en el campo, argumentando que éste no orienta su actividad a la exportación de productos sofisticados, como hidropónicos … ¿De alto rendimiento?... El autor en su artículo no menciona a los verdaderos responsables de la pobreza rural. Vemos cómo gobierno tras gobierno dilapida millones en programas para desarrollar la agricultura.

Estos programas, en el fondo, siempre han buscado cómo impactar al sector agro, con el fin de captar adeptos para sus partidos políticos y posibles votos en la siguiente campaña. Así se ha malversado gran parte de la deuda externa, que ahora pesa sobre cada uno de nosotros. Lo peor es que aún culpan de este desastre al agricultor, que sufre los embates de las decisiones erradas de quienes desde sus oficinas refrigeradas juegan a dejar vivir o condenar a morir a “rubros”, como lo es actualmente el caso de la cebolla. Estamos en estos momentos en la cosecha de este producto. Agricultores de Natá, tierras altas de Chiriquí y otras zonas. ¿Cómo podrán hacer frente a sus compromisos? Precisamente en estos momentos autorizaron la importación de cebolla, lo que les ha derribado el precio por quintal a 20 dólares en el campo, no obstante, la libra de cebolla para el consumidor no baja de 0.60 centésimos.

Entonces, señores economistas del Centro Nacional de Competitividad, ¿dónde está el problema? Ustedes, que tienen acceso a estadísticas, conocimientos más profundos de cómo se genera la riqueza, ofrezcan recomendaciones que fortalezcan las competencias del hombre que trabaja la tierra. Propongo más capacitación en el agro a todos los niveles, ya que desde el más humilde labrador hasta el agricultor progresista necesita apoyo gratuito para mejorar la rentabilidad de su actividad. El Estado no debe escatimar recursos para ello. Ya hemos invertido grandes sumas en el desarrollo de competencias para el panameño que trabaja en el sector de servicios y en el área del Canal, lo cual es positivo.

Ojalá que de los 40 millones de dólares que el Mida tiene para el desarrollo del agro para el período 2010-2014, y que menciona Zambrano en su artículo, gran parte esté destinado a capacitación, porque de lo contrario no veo cómo podrán los agricultores pagar sus deudas, por más subsidiadas que éstas estén. Deseo agregar que lo que más me impactó del artículo fue la cruel caricatura que manda un mensaje devastador del sector agro al ciudadano, que simplemente ojea los periódicos (que son la mayoría de los lectores).

Una caricatura con un jubiloso agricultor saludando con su birrete desde un moderno tractor con cabina, aire acondicionado y elementos, como los que ya se están utilizando para la agricultura de precisión, podría reivindicar la negativa imagen que se proyecta a los estudiantes que estamos formando para garantizar la seguridad alimentaria de Panamá.

Los panameños que aún vivimos en el interior y nos dedicamos a formar profesionales para que tengan las competencias que requieren los héroes del campo, que sí ven un futuro manejando un tractor, no podemos más que esperar con paciencia la formación de los nuevos educadores comprometidos con el Panamá rural.
“Capacitación y educación” es la principal receta para derrotar la pobreza en nuestra área. Al reflexionar para escribir este artículo, recordé el chiste del pastor que se rehusó a contratar los servicios de un economista, argumentándole lo siguiente: “Ustedes los economistas opinan donde nadie les ha llamado, nos dicen lo que ya sabíamos y no saben nada de nuestro negocio, porque como abono inicial, usted tomó en vez de mi oveja a mi perro”.

Nixa Gnaegi de Ríos
Rectora de la Universidad tecnológica Oteima


Es muy triste lo que está pasando en el interior de nuestro país, Panamá. Cada día hay menos personas que se dediquen al agro y ello está causando que la pobreza y el éxodo de personas hacia la ciudad capital, en busca de las oportunidades que ya no encuentran en sus provincias de origen, aumenten.
De más está decirles, que la mayoría de dichas aventuras terminan en pobreza y en la desmejora de sus condiciones de vida.
Es tiempo ya de que el Gobierno se ponga serio y comience a revertir esta tendencia, o de lo contrario - y en muy breve tiempo - estaremos importando todos nuestros alimentos - haciendo más ricos a unos cuantos - mientras el interior del país se convierte en un gran vacío sin vida y sin futuro.
Ojalá no sea así.
Yohel

domingo, 3 de abril de 2011

Colegio Félix Olivares Contreras: Escenas de un pasado que no volverá

DSC07579

En 1924, siendo presidente de la República  Don Rodolfo Chiari, instituyó un Primer Año Normal en David, bajo la dirección del Profesor Félix Olivares Contreras. El primer local de la Normal Rural de David, funcionó en un edificio de propiedad de la familia Clement, ubicado en Calle Tercera Este y avenida B Norte.

En 1925, El Decreto nº 10 del 7 de marzo de 1925, establece la Escuela rural de David, siendo Secretario de Instrucción Pública, Don Octavio Méndez Pereira. En este año se traslada a un local más amplio con espacios para recreo y más cerca a la Escuela Anexa en Calle Quinta Este y Avenida B.

En 1926, es nombrado el Doctor Sebastián Ríos, Director. Se realiza la primera certificación de Maestros Rurales. La Escuela se traslada a un nuevo local  en Calle Primera Este y Avenida B Norte, donde funcionó hasta 1948, cuando se traslada a su propio edificio.

En 1929, se realiza la primera graduación. Diploma del Maestro Normal Rural.

En 1931, se crean los talleres de Corte y Confección.

En 1943, ultima graduación de Maestros rurales. Nuevo Rumbo Académico. La escuela Normal Rural de David se denomina Escuela Secundaria de David.

En 1945, el 17 de agosto, fallece el profesor Félix Olivares Contreras, director de la escuela. El Gobierno Nacional le da su  nombre a la escuela y se convierte en el Colegio Félix Olivares Contreras.

En 1948, el 6 de septiembre, El Colegio Félix Olivares Contreras se traslada a sus nuevos y modernos edificios, gracias al esfuerzo y presión de profesores, alumnos y la comunidad en general.

En 1956, se realiza la primera graduación de Bachilleres en Humanidades y se crea la Sección de Agricultura Vocacional y el Internado de Señoritas.

En 1961, se crea la Escuela de Música con el patrocinio del Consejo Municipal de David.

En 1973, se inaugura el Museo Chiricano del Colegio Félix Olivares Contreras. Centro de interés científico para los alumnos de niveles secundarios y universitarios de la provincia y de la nación, así como también, para todos aquellos estudiosos de las Ciencias Antropológicas y Naturales.

En 1974, toda la provincia chiricana celebró las bodas de oro del Colegio Félix Olivares Contreras,  primer colegio fundado en el occidente de la República.

El prestigioso Colegio Félix Olivares Contreras, ha sido declarado  Colegio Emblemático de la República, distinción que comparte también con el Instituto Nacional, El Colegio Artes y Oficios, la Escuela Normal de Santiago, entre otros.

En la actualidad, este plantel es dirigido por el Magíster Julio César Zarrahonandía y los subdirectores, Magísteres Sonia Cubilla, Osvaldo Vargas y Aida Ruiloba, junto a 120 reconocidos y prestigiosos profesores.

DSC09986

 DSC09994

 

El Portal Endolega.com felicita a toda la gran Familia Olivarista, en sus 86 aniversarios.

 
 

Tengo muchos recuerdos de este colegio, en el cual pasé toda mi adolescencia, comenzado en 1977, época del auge de la música disco, hasta 1982, año en el cual me gradué.

Como siempre la memoria sólo me trae los buenos recuerdos y filtra los malos, los cuales hubo, por supuesto.

Recuerdo con cariño las reuniones en el “parquecito”, las caminatas de ida y de venida a casa, en compañía de mis mejores amigos, algunos de los cuales todavía hoy frecuento.

Fueron años de cambio, los cuales ya daban indicios de los que vendría después, y lo que para esa época era totalmente impensable: celulares, Internet, Twitter, Facebook, smartphones, etc.

Eran otros tiempos donde se vivía más lentamente y donde las cosas se tomaban con más calma.
Había tiempo para ir al río y para descansar. Había oportunidad de comer en familia y de hacer las diligencias caminando, si uno quería. No sabíamos que significaba la palabra “tranque”.

Para hacer las tareas, teníamos que ir a la Biblioteca, vetusta y formal como una catedral, ya que la Wikipedia no existía.

A continuación les pondré un par de fotos que muy gentilmente mi amigo de muchos años Magdiel Rivera consiguió, las cuales ilustran tiempo idos que no regresarán y que capturan instantes de muchas vidas que en ese momento ya comenzaban a hacer historia.

Yohel

foc__001

 

foc__002 

foc__003

foc__004 

foc__005

 

foc__006

foc__007 

foc__008

foc__009

foc__010

foc__011

foc__012

foc__013    

 

foc__014

 

foc__015

 

foc__041 foc__016 foc__017 foc__018 foc__019 foc__020 foc__021 foc__022 foc__023 foc__024 foc__025 foc__026 foc__027 foc__028 foc__029 foc__030 foc__031 foc__032 foc__033 foc__034 foc__035 foc__036 foc__037 foc__038 foc__039 foc__040